Nuestro Blog

Artículos interesantes, consejos de compra y mucho más
¿Cómo Preparar Un Capuchino Cremoso Y Delicioso En Casa?

Vivimos en la era del café. A diario, millones de personas en todas partes del mundo se deleitan con los distintos sabores de la gran gama de cafés disponibles.

Lattes, capuchinos, machiattos, espressos… ¡ciertamente opciones no nos faltan! Y lo mejor de todo es que no tenemos que irnos a las pistorescas calles de Italia para disfrutar de los mismos.

Hoy vamos a hablar de uno de los cafés favoritos por excelencia, el capuchino.

Como dato curioso, la palabra capuchino tiene su origen en Italia en la orden de Los Hermanos Capuchinos del siglo XVI, los cuales se distinguían por llevar una túnica con una larga y puntiaguda capucha marrón que les colgaba en la espalda, cuyo color recordaba a esta popular bebida.

No hay ninguna duda de que el capuchino se ha convertido en una de las elecciones favoritas de los amantes del café por su intenso sabor y suave espuma.

Sin embargo, disfrutar de un capuchino en condiciones no siempre es tarea fácil. Su secreto reside en los ingredientes y la manera de prepararlo.

A continuación descubrirás los pasos que hay que seguir para poder preparar un capuchino exquisito en casa y sorprender a tus invitados, pero antes de nada echa un vistazo a las herramientas e ingredientes recomendables para obtener los mejores resultados posibles:

¿Qué necesitarás?

Granos de café frescos de calidad

Una cafetera express

Leche pasteurizada

1 comprensor de café

1 molinillo (si hiciera falta)

1 espumador (opcional)

Tazas para capuchinos

¿Cómo Preparar Un Capuchino De Calidad En Casa?

A pesar de lo relajante y apetecible que resulta de vez en cuando ir a una cafetería, ser ‘’Juan Palomo’’ también tiene sus ventajas.

A parte del dinero que nos podemos ahorrar en bebidas, los aficionados cafeteros encuentran verdadero placer y satisfacción al preparar sus cafés, aprender y perfeccionar sus técnicas y estar presente en cada fase del proceso.

A continuación encontrarás los pasos a seguir para hacer un capuchino excelente:

¡Elige granos de café frescos!

En primer lugar queremos hacer especial hincapié en la importancia de usar granos de café frescos en vez de comprarlos ya molidos y tostados.

El motivo es muy sencillo: los granos previamente procesados pierden gran cantidad de sus propiedades, beneficios, sabor y aroma.

Muele los granos de café

A no ser que cuentes con una cafetera express super-automática capaz de llevar cabo todo el proceso de principio a fin, necesitarás moler los granos frescos con un molinillo, pudiendo escoger entre uno manual o automático según veas más conveniente.

Prepara el espresso

La base de todo café es el espresso, ¡y el capuchino no iba a ser menos!

Coloca los granos de café previamente molidos en la cafetera express y selecciona la opción ‘’espresso’’, no una, sino dos veces.

A diferencia del latte, el capuchino destaca por su intenso sabor, lo cual se consigue con dos dosis de espresso en una taza.

¡Ojo con la espuma!

¿Cómo Preparar Capuchino En Casa?

La espuma para un capuchino es como el motor para un coche, ¡sin ella no funciona!

Para que una bebida pueda llamarse ‘’capuchino’’ debe de tener, a parte de las dos dosis de espresso mencionadas previamente, una espesa capa de crema de leche de unos dos dedos de grosor, ¡y sino que te devuelvan el dinero!

Para evitarte las sorpresas y preparar en casa la espuma de tu capuchino con calidad barista, sigue estos pasos:

a) Si tu cafetera incorpora un vaporizador, utilízalo para cremar la leche de la siguiente manera:

El vaporizador lo que hace es inyectar aire caliente a presión en la leche, generando cientos de micro-burbujas que producen la tan apreciada espuma.

1. Coloca la leche fría, preferiblemente pasteurizada, en una jarrita de acero inoxidable.

2. Introduce el vaporizador en la jarra con leche y enciéndelo. Asegúrate que el tubo está aproximadamente 1 cm dentro de la leche y espera hasta que el sonido producido por la emulsión se vuelva constante, realizando movimientos de arriba abajo.

3. Una vez la leche haya adquirido una temperatura de 100º Fahrenheit (momento en el que el silbido de la espumación es constante), coloca el tubito mirando hacia el mango para que la leche realice movimientos circulares y se vaya produciendo la espuma.

4. Una vez hayas obtenido la cantidad de crema de leche conveniente, apaga el vaporizador, dale unos toquecitos al culo de la jarra ¡y listo para servir!

b) Si tu cafetera no tiene tubito vaporizador, puedes comprar un espumador y conseguir una fantástica espuma de manera más fácil y cómoda.


Y hasta aquí los pasos para preparar un cremoso y delicioso capuchino en casa, ¡esperamos que pongas estos consejos en práctica!

0
Shares